Deforestación

La deforestación fue el primer daño ambiental importante causado por el desarrollo de la civilización. Grandes superficies de bosque fueron taladas para dedicarlas a la agricultura, que incluía la domesticación tanto de plantas comestibles como animales. Los animales domésticos requieren mucha más superficie que los cultivos para producir la misma cantidad de calorías, pero eso no importó realmente durante los 10 mil años en los que siempre hubo más tierras a descubrir o expropiar. En 1990, sin embargo, el programa de hambre en el mundo de la Brown University calculó que los cultivos mundiales, si fueran distribuidos equitativamente y sin destinar un porcentaje importante al ganado, podrían suministrar una dieta vegetariana a 6.000 millones de personas, mientras que una dieta abundante en carne, como la de los habitantes de los países ricos, podía alimentar tan sólo a 2.600 millones.

En otras palabras, con una población actual de 6.400 millones, eso querría decir que ya padecemos un déficit de tierras, agravado por la sobreexplotación pesquera de los océanos, que están siendo rápidamente esquilmados. A corto plazo la única manera de alimentar a toda la población mundial, si continuamos comiendo carne en el mismo porcentaje o si la población mundial continúa creciendo al ritmo previsto (8.900 millones en 2050), es talar más bosque. Desde ahora, la cuestión de si obtenemos nuestras proteínas y calorías de animales o plantas tiene implicaciones directas sobre la cantidad de bosque restante que tenemos que arrasar.

  • En Centroamérica, el 40 por ciento de las selvas tropicales han sido taladas o quemadas en los pasados 40 años, principalmente para pastos de ganado vacuno para el mercado de exportación, a menudo para carne de las hamburguesas de EE UU. La carne es demasiado cara para los pobres en los países exportadores de carne, pero sin embargo en muchos casos los pastos del ganado vacuno han sustituido a formas de agricultura tradicional muy productiva.
    John Revington en World Rainforest Report
  • Los informes del Center for Internacional Forestry Research señalan que el rápido crecimiento en las ventas de carne de res brasileña, ha acelerado la destrucción de la selva tropical de la Amazonia. “Están destruyendo la Amazonia para producir carne para hamburguesas”, según el director general del centro, David Kaimowitz.
    Environmental News Service

La destrucción de praderas se aceleró con la expansión de las manadas de animales domesticados, y el medio ambiente en el que vivían los animales salvajes como bisontes y antílopes fue pisoteado y replantado con monocultivos de plantas forrajeras para el ganado vacuno. En una revisión de Richard Manning del libro de 1995 Grassland: The History, Biology, Politics, and Promise of the American Prairie de James Risser, ganador del Premio Pulitzer, éste observó: “Muchos experimentan angustia ante la tala de los restos de bosque autóctono, para su sustitución por monocultivos de una sola especie. Pero pocos perciben, según Manning, que un campo de trigo dorado es la misma cosa, un monocultivo que ha sustituido a lo que una vez fue una pradera rica y diversa en especies”.

  • Las praderas fue el mayor ecosistema de Norteamérica; ningún otro ecosistema ha sufrido una pérdida tan enorme de vida.
    Richard Manning en Grassland
  • Otra solución [a la destrucción de las praderas en África] sería sustituir el ganado vacuno por especies autóctonas. Los antílopes, a diferencia del ganado vacuno, están adaptados a las regiones semiáridas. No necesitan caminar diariamente a los abrevaderos y por tanto causan menos pisoteo y compactación de la tierra.. El estiércol de los antílopes son pequeñas bolas secas, que conservan su nitrógeno y fertilizan la tierra eficientemente. Las vacas, por el contrario, producen grandes excrementos planos y húmedos, que se calientan y pierden rápidamente gran parte de su nitrógeno (en forma de amoníaco). Una granja experimental en Kenia tuvo un gran éxito económico, a la vez que restauró el ecosistema de la pradera.
    Paul R Ehrlich, Anne H Ehrlich y Gretchen C Daily en The Stork & The Plow



    De toda la superficie de selva y bosque tropical deforestados en el Amazonas brasileño, el 80% lo cubren en la actualidad pastos para la cría de ganado bovino para consumo humano. Lo asegura Greenpeace Brasil en el estudio “Huella de la ganadería en la Amazonía”


    Fuentes:http://www.uva.org.ar

    http://www.ecologiablog.com







Anuncios

2 respuestas a Deforestación

  1. Marisol García Mendieta dijo:

    Debemos cuidar lo que queda del legado que Dios nos dejo para existir y aunque suene contradictorio somos los unicos seres vivios que destruimos nuestro propio habitat, deberiamos meditar sobre eso

  2. sesdarte dijo:

    estoy de acuerdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s